Close

Buscan que Chillán sea Ciudad Creativa de Unesco

Frutillar es la única ciudad de Chile que cuenta con el reconocimiento de Ciudad Creativa otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Su comunidad logró el hito el año 2017 gracias a la tradición musical de la zona y al trabajo mancomunado de autoridades, artistas, gestores y habitantes.

Valparaíso podría convertirse en la segunda ciudad de Chile ya que a fines de junio logró terminar el expediente que ya fue entregado a la Unesco, entidad que podría demorar hasta dos años en otorgar el reconocimiento.

Y Chillán, podría convertirse en la tercera ciudad. La Fundación Ciudad Creativa se encuentra desde hace algunos meses trabajando en el proyecto para levantar un expediente. Ayer, la fundación realizó su primera actividad pública, convocando a la comunidad a ser parte, primero, de la decisión del área a la que se postulará a la ciudad. Unesco establece el reconocimiento en siete áreas: Gastronomía, Música, Artesanía y Artes Populares, Artes Digitales, Diseño, Cine y literatura.

Para Pablo Witker, uno de los gestores del proyecto, la línea de la ciudad iría por la música o por el diseño, considerando la arquitectura post terremoto de 1939 fuertemente influenciada por la Escuela Bauhaus. Esa será una decisión que la fundación espera tomar en conjunto con la comunidad.

“Se trata de una red de ciudades creativas en el mundo. Son 180 en total y cada una de ellas levanta su valor en particular. Esto está ligada a dos áreas, la economía creativa y el turismo cultural. Esto es lo que permite en encadenamiento productivo de las ciudades”, explica.

“Estamos en un proceso de pensar en cuáles son las cualidades de la cuidad, pero creemos que la música y el diseño arquitectónico es lo más fuerte. En todo caso, vamos a trabajar en un principio todas las áreas porque no existe un diagnóstico a escala ciudad”, explica el comunicador audiovisual Erwin Campos, también fundador de esta iniciativa.

Bárbara Contreras, otra de las integrantes de la fundación, cree además, que la arquitectura puede ser uno de los puntos más urgentes. “Chillán tiene mucho patrimonio Bauhaus que se está destruyendo en este momento porque no se le está dando el valor que corresponde, en vez de potenciar, lo estamos destruyendo”, precisa.

Antecedentes

Pablo Witker advierte que en este proceso se han encontrado con varios elementos interesantes que tienen que ver con instituciones históricas, como la Escuela de Cultura Artística, una de las más antiguas de Chile y que por estos días estuvo de aniversario cumpliendo 77 años.

Estamos trabajando con la Escuela Artística, de hecho ya tenemos un espacio para trabajar ahí. Estamos corroborando algunos datos, pero es altamente probable que Tibor Weiner, arquitecto húngaro que llegó a Chillán para la reconstrucción de 1939, haya influido en la creación en la Escuela de Cultura Artística entendida como una escuela de arte y oficio, que tenía mucho que ver con la lógica del Bauhaus. Obtener el reconocimiento, nos permitiría hermanar con las ciudades alemanas que recibieron esta influencia”, adelanta respecto de este proceso.

Según la Fundación Chillán Ciudad Creativa, el proceso de levantar el expediente podría tardar hasta dos años, más el mismo tiempo que demoraría Unesco en revisar los antecedentes. “Estamos trabajando con otros profesionales ligados a la ciudad como el cineasta Tomás Alzamora, o el músico Vicente Cifuentes. También estamos trabajando con la fundación que hizo lo propio en Frutillar y con otras entidades que conocen el tema. Hemos logrado levantar un espacio de diálogo, saber de diversas iniciativas de personas o grupos que están trabajando en las economías creativas”, afirma Witker.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top